Loading...

¡Bienvenidos a mi blog! :D

REDECORANDO EL BLOG!! XDD!!! Hola a tod@s, acabo de crear el blog por eso algunas secciones están todavía en preparación,poco a poco iré completándolo ^^ Lamentablemente he tenido que borrar la sección de descargas porque fue tomada por spam :S

Traductor

martes, 11 de septiembre de 2012

Ascendente Géminis

Las personas con ascendente Géminis afrontan el mundo, al igual que el ascendente Aries, como una especie de aventura. No es, sin embargo, la aventura de la voluntad sino la de la mente en su nivel más elemental.

La curiosidad es una de las principales motivaciones de su carácter, y la monotonía una de sus peores pesadillas.

Esta incompatibilidad con el lado más monótono de la vida procede de un rasgo típico tanto del Sol como del ascendente Géminis, que es una especie de eterna adolescencia que siempre les acompaña, hasta en la vejez.

De hecho, las personas con este ascendente, además de presentar ciertos rasgos “élficos” o de duendecillo travieso en su aspecto, parecen siempre mucho más jóvenes de lo que en realidad son.

Esta eterna juventud tiñe claramente su visión de la vida. Las personas con ascendente Géminis se plantean la existencia como algo no demasiado serio en el fondo, no concentrando sus energías en nada en concreto, sino en el fluir y en el adaptarse al momento.
Esto es algo que también comparte con el ascendente Aries, al igual que cierto desinterés por el futuro. Lo cual, por cierto, no les representa un serio impedimento ya que a este ascendente suelen acompañarlo unas facultades intelectuales notables, además de una gran habilidad para el manejo de la información y la comunicación, por supuesto.

Esto último también es básico; la comunicación es esencial para quien posea este ascendente. La personalidad necesita estar siempre “en contacto con el exterior”. La introversión es algo que no les resulta fácil, al igual que la concentración en algo en concreto.

El Ascendente Géminis posee una mente muy activa, con muchos recursos, pero también muy dispersa. Sus intereses varían demasiado pronto como para que pueda profundizar en ellos.

Su psique es como una cometa que cambia constantemente de posición movida por el viento. Su habilidad para cambiar, para fluir adaptándose al medio en el que están es enorme, y a veces más que una habilidad es un modo de vida, una filosofía, posiblemente la única que logre tener.






El ascendente Géminis no suele juzgar mucho el mundo en el que vive. Su disposición es básicamente curiosa, y a pesar de esa eterna adolescencia que le acompaña, serán necesarias fuertes influencias de Sagitario, Capricornio o Acuario para que se afilie a alguna ideología o filosofía de manera clara.

Esta “amoralidad” está tanto en el Sol como en el ascendente Géminis, aunque en el ascendente puede darse con más fuerza, al igual que la dualidad y la ambivalencia, auténticas cartas de presentación de este ascendente.


El ascendente Géminis percibe el mundo como una realidad cambiante y sin esencia. Su gran adaptabilidad proviene de ahí, al igual que su supuesta amoralidad. Para el ascendente Géminis poco hay que permanezca en la vida, todo es cambiante, por lo que se compromete de verdad con muy pocas cosas, causas, o incluso personas; es por eso que tiene fama de ser un poco “superficial”.


Esta visión del mundo y de la realidad como algo provisional donde todo puede cambiar o está en un eterno movimiento es la base para entender muchos de sus principales rasgos.

A pesar de esa peculiar visión, el desarrollo de una auténtica escala de valores es algo muy valioso para cualquier persona que tenga este ascendente, ya que de lo contrario tenderá a sentirse manipulado o acosado por los demás, especialmente por sus parejas.

Lo mismo puede decirse con respeto al tema del desarrollo de una filosofía personal, de la dimensión espiritual de la vida; como ya dije no son muy dados a prestarle atención a la filosofía y la espiritualidad, no son platos de su gusto, pero si descuidan demasiado este ámbito, algo que suelen hacer, más tarde que temprano, alguna depresión existencial puede cogerlos por sorpresa.

Esta es la gran tarea de este ascendente, conseguir unos ámbitos en los que pueda comprometerse, y que le sirvan de ancla para evitar así que su gran preparación para una sociedad tan dinámica como es la sociedad de la información en la que actualmente vivimos, acabe convertida en un gusto por vivir mas o menos a la deriva.


1 comentario:

  1. suena interesante, pero yo creo que no tengo rasgos elficos T.T

    ResponderEliminar

Coméntame! coméntame! que me alegras el día!! ^^ (a menos que vayas a ser borde,en cuyo caso tararí que te ví ¬¬...) :P